domingo, 12 de agosto de 2012

En China: Pekin

Hoy me levante tarde más bien me levantaron. A las nueve y media me aporrearon la puerta. Era la señora de la limpieza.
Mientras limpiaba organice que visitar y como llegar a los sitios.
Después de discutir en la recepción porque de nuevo no iba la llave.
Fui al palacio de verano. El viaje en metro a sido largo. Al llegar  es todo un poco caótico puesto que no hay señalización en ingles.

Yo he seguido a un grupo guiado. He comprado el ticket barato. Por lo que leí uno es para visitar el recinto y el otro te da también derecho a visitar el interior del palacio. Visto el agobio que me entro ayer pensé que seria tirar el dinero. Así que para las doce ya estaba dentro.

El sitio es impresionante. Un lago rodeado de jardines y palacios. Es igual que en las películas. Primero pasee un poco y después monte en un barco que atraviesa el lago. Allí lo primero que ves es u. Gran barco de mármol del siglo XVIII-XIX. Luego fui paseando hacia la salida. Subí hacia una especie de palacio que estaba sin restaurar.

Toda la zona que rodea al lago esta llena de restaurantes, cafetería s y tiendas de dulces.
Al cabo de dos horas me empecé de nuevo a agobiar, es lo malo de estas visitas.
Si estas en la calle y así no te das cuenta de la multitud de gente que invade Pekin, pero cuando vas a este tipo de sitios en mi caso me siento incluso con claustrofobia y eso que el recinto es enorme.

La sorpresa fue al salir que había un corte diciendo que en elnto había mas de 65000 personas. Flipante.
Luego fui para el metro y me metí a comer en el macdonals. Era rápido y cercano y fácil de manejarte.
Al acabar de comer fui a por el billete para Shangai. Fui asustado puesto que en las guias decían que no hablan ingles y que era un poco complicado.
La verdad que en mi caso fue mas un poco de agobio y mucho cachondeo.

Fui a la ventanilla y elegí a la persona mas joven. Me puse a la cola y después de dos que se cuelan. (Cosa muy típica) . Llega mi turno y e aquí tu que la Tia ni papa de inles. Raudo y veloz saco mi salvavidas en pekin. La guía de conversación, si esa que tanto cachondeo trajo cúando la compre y a día de hoy es vital para mi.

Bueno allí que empezamos ha hacernos entender ella y y yo. Y el señor de atrás venga a empujarme, ha llegado un momento en que incluso me ha apartado para ponerse el. Entonces ya estalle. Me di la visita le llame de todo en ingles y castellano gritándole. Y a la vez la de la ventanilla al ver que yo me revolvia y no se que le dijo que el muy imbécil voló de allí.
La chica fue encantadora y me dio un billete en segunda clase para el día 15 a las 11:45 am. Todo ello por el módico precio de 75 eurazos.

Una vez con el billete me fui a la otra punta de Pekin. A la villa olímpica. Impresionante a diferencia de la de Barcelona esta estaba llena de gente. Ver la caja magica , el nido etc me encanto. También habían puesto pantallas gigantes para ver las olympiadas. Y al rededor de esas pantallas mogollón de marcas hacían actividades para la gente joven.

Lo recorrí de arriba abajo y al llegar al otro extremo vi un centro comercial. Y allí que me fui para esperar a que se hiciera de noche
Operación jabón . Tenia que comprar jabón para lavar  la ropa.  Primero entre a un súper solo de comidas y luego ya encontré donde era. Claro todo en Chino. Todos menos uno el mas caro. Así que por no arriesgar ese me lleve.

Cuando salí ya era de noche así que hice el camino de vuelta y saque las fotos de rigor (caja mágica, torre y nido).
Al volver tenia pensado no parar a cenar. Pero de repente me entro hambre.
Operación cena
Estos días me fije que llenado para el hotel había un sitio muy, muy cutre que siempre estaba lleno de gente cenando. Al final me decidí a parar. Era el cliente mas observado. Visto que no nos entendíamos saco la guía y ya de hay conseguí comida.

Primero unos pinchos de no se que carne . Estaban puesto a la brasa. Eran crujientes y picaban. Después conseguí pedirle un arroz tres delicias. Pero al rato de pedirlo me di cuenta de arroz y palillos jodido. Y cual fue mi sorpresa que sin peirlo me lo traen con una cuchara. No OS imagineis u a cuchara convencional. Era una de cerámica de esas que usan para sopa. Pero fue todo un detalle. Todo estaba delicioso
La cerveza la de siempre medio litro de agua con un cierto sabor a cerveza. Solo tiene 3.5 grados.
Acabo con todo le pido la cuenta y me dice 17 yuanes. Yo flipando al cambio son menos de tres euros. Le dejado 20 y  me he ido.

Y ya de ahí parada a por la coca cola y al hotel. Ahora hay por aqui un montón de maños.
Buenas noches y buena suerte

1 comentarios:

Fernando Gómez dijo...

qué envidia iker! disfruta al máximo!!

Se ha producido un error en este gadget.

Search

Cargando...

sígueme x mail

Páginas vistas

Seguidores